Noticias del Mundo

Un amigable hombre de familia de Massachusetts durante 50 años en secreto del poder judicial

Poco antes de la muerte de Thomas Randall, su esposa, que había estado casada durante casi 40 años, le pidió a su compañero de golf y colegas de su concesionario que fueran a su casa.

Se reunieron para despedirse de alguien a quien describieron como una de las mejores personas que conocían: un hombre de familia que se preocupó mucho por su hija, un golfista que nunca rompió las reglas, un amigo que hizo eso estaba muy en el campo. había una larga cola. Funeraria en una semana.

Cuando visitaron la casa de Randall en los suburbios de Boston en mayo del año pasado, su voz había perdido el cáncer de pulmón. Así que todos se fueron sin saber que los amigos con los que habían pasado incontables horas intercambiando historias nunca les habían contado su mayor secreto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *