Islas Canarias

«Se acabó la erupción del volcán de La Palma»

Volcán en la isla de La Palma. | EP

Diferentes indicadores Actividad volcánica En La Palma hay signos confirmados observables y mensurables de fatiga que persisten durante estos períodos. Últimos 10 días El final de la cuenta regresiva La erupción del volcán Cumbre ViejaDesde el 19.09.

Julio Pérez, ministro de Administraciones Públicas, Justicia y Seguridad del Gobierno de Canarias, encargado de las operaciones de PEVOLCA y titular de Julio Pérez, anunció este sábado que la erupción del volcán Cumbre Vieja en La Palma se ha completado 85 días después . aunque no es urgente.

Pérez apareció luego de la reunión diaria en Pevolka, acompañado de Miguel Angel Morcuende, Comité Directivo de PEVOLCA y representantes del Comité Científico, María José White y otros.

En su intervención reconoció que después de 85 días, que comenzaron el 19 de septiembre y se prolongaron hasta el 13 de diciembre, esta situación era una «prioridad» del gobierno canario y confirmó que estaba sacando conclusiones. Después de la erupción volcánica puedes decir que es un «suspiro de alivio» porque ahora puedes dedicarte «de todo corazón» a la reconstrucción de la zona destruida.

El consejero afirmó que Pevoltsa tiene previsto seguir «haciendo lo mismo, pasando por un semáforo en rojo y estando en el mismo nivel de emergencia» y limitando a «no». Cree que el estado de emergencia no se declarará en enero porque mientras persista el peligro, debe permanecer activo.

Con eso en mente, indicó que «el gas, la ceniza y el calor» aún existen y por lo tanto aún presentan riesgos, aunque señaló que, a diferencia de las erupciones volcánicas, cuando las erupciones volcánicas pueden terminar, esos riesgos son conocidos y cesarán.

Dijo que era hora de hacerlo nuevamente y anunció el lunes que consideraría un plan de reubicación que «debe ser seguro, ordenado y gradual», sugiriendo que las primeras dos semanas de enero «algunos pueden estar de acuerdo» en ser una especie de muévete y trata de averiguar cómo restaurar algunos servicios básicos.

Por ello, Pérez ha subrayado que “no se irán de La Palma“ día tras día ”porque“ tienen que esperar a la salida, aunque admite ”que el ritmo y las prioridades serán diferentes, pero el plan seguirá. Realización ”, describió más tarde como la“ mayor catástrofe en Canarias ”y la erupción“ más larga ”en las islas.

También destacó que miles de personas se han trasladado y el volcán «no tiene víctimas directas» a pesar de que se investiga un caso.

Más de 1000 personas trabajan

Por otro lado, Pérez dijo que alrededor de 1,000 personas se operaron en esta emergencia, el 15% de las cuales eran académicos, y enfatizó que las decisiones se toman con base en el conocimiento.

Aquí aprovechó para agradecer a Miguel Angel Morcuende, Director Técnico de Pevolca, por su trabajo. Dijo que «no dudó» o «pocas veces» ocupó este cargo porque tomó la decisión acertada, porque entendió que en este caso siempre era «un ayudante indispensable» en las emergencias.

También agradeció a las Fuerzas de Seguridad Nacional y al Cuerpo por su trabajo y destacó la «multifuncionalidad» de muchas instituciones como la Fuerza Militar de Respuesta a Emergencias (UME) y la ciudad de La Palma.

En cuanto a Morcuende, reconoce que «todavía queda mucho trabajo por hacer». Será un «gran» momento enfocado en restaurar los servicios básicos y monitorear el gas.

Finalmente, la vocera del Comité de Ciencia, María José Blanco, dijo en un informe diario que la observación y el monitoreo directos terminarían con la erupción el día 13. El fin de estos peligros no significa necesariamente el fin de la reactivación del magma Cumbre Vieja.

Agregó que el respeto por las áreas cerradas en tierra y en el mar seguía siendo esencial para preservar la integridad física de las personas.

Dijo que el cono de la Cumbre Vieja está entre 200 y 1100 metros sobre el nivel del mar y contiene seis cráteres. Un total de 9.090 terremotos con una magnitud máxima de 5 y una profundidad de origen de 33 km se registraron el 19 de noviembre a la 1:08 a.m.

Indicaron que la actividad sísmica es uno de los factores «residuales» observados. Cabe destacar que «pueden durar varios meses», como sucedió en Tagoro en Hierro. Aunque la actividad sísmica no es intermitente, continúa. Durante dos años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.