Islas Canarias

Robles admite que es «muy difícil» decidir tu vida en 15 minutos.

La ministra de Defensa, Margarita Robles, visita el cuartel de El Fuerte en Breña Vieja

La ministra de Defensa, Margarita Robles, admitió el domingo que tenía que decidir en 15 minutos qué hacer con su vida, por considerarla «muy difícil», como en La Palma, que fue expulsada por una erupción volcánica. Lo mismo que con los humanos. El brote comenzó el 19 de septiembre.

Margarita Robles se reunió con miembros del Equipo de Respuesta a Emergencias Militares (UME) que habían viajado a la isla para ayudar en caso de emergencia por erupción volcánica. Insistió en que la UME y todo el ejército trabajen con la ciudadanía. En La Palma, siempre que lo necesite.

El ministro asistió a la reunión en Pevolts y finalmente explicó que el dolor de las palmeras era «nuestro» e insistió en que «no nos olvidamos de La Palma y» siempre prestaremos atención a sus necesidades «.

Recordó que la UME había trabajado en condiciones difíciles durante 16 años y afirmó que era profesional, eficiente y «sobre todo humana».

“¿Qué debemos hacer, qué podemos hacer?

Margarita Robles admite que es «muy difícil» decidir qué hacer con la vida en 15 minutos y cree que nadie puede ponerse en el lugar de la víctima mientras sostiene que eso es lo más importante. Se trata de un hombre y por tanto de Palmer. «Necesito saber que nos identificamos con su dolor».

Robles decidió “confiar en la fuerza y ​​la resistencia de quienes lo perdieron todo por la erupción volcánica y en el apoyo de personas que trabajan juntas en la ciencia y la sociedad” para superar estos problemas.

Luego, el ministro de Defensa viajó a Tahuya en la ciudad de El Paso para encontrarse con los deportados desde la perspectiva de la iglesia.

Cientos de personas se reunieron día y noche para observar el desarrollo de conos y arroyos volcánicos. Uno de ellos llegó al mar el 28 de septiembre, y dos estaban activos, mirando para ver si se acercaban al mar. la dirección de influencia se está desarrollando en áreas como La Laguna y Todoc.

Mariano Hernández Zapata, presidente del Cabildo de La Palma, elogió y agradeció a la UME por su trabajo así como por la visita del ministro y la disposición de ofrecer alojamiento a tantas personas que no pudieron entrar a sus hogares tras la erupción volcánica.

Mariano Hernández Zapata destacó el trabajo que se ha realizado hacia el objetivo común de mantener a las personas seguras y destacó la necesidad de que la isla continúe recibiendo turistas.

Julio Pérez, portavoz del gobierno de Canarias, influyó en el trabajo del ejército y en la existencia de los servicios de emergencia. Este es un «modelo que se prueba una vez más».

Julio Pérez también insistió en que La Palma es una isla segura, y dijo que aquí se realizan actividades diarias, con la excepción de las áreas directamente afectadas por la erupción volcánica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *