Islas Canarias

Quita el flujo de lava, esta es la «obra de ingeniería inédita» de la gente de La Palma.

La extracción de lava en La Laguna ha dado resultados satisfactorios.

Según el vulcanólogo del IGN Stavros Meletlidis Said, la eliminación de basura y las reparaciones viales en las cercanías de La Laguna en La Palma han continuado desde el pasado lunes. «Este es un trabajo sin precedentes en ingeniería y vulcanología».

La primera fase de la operación prevista incluyó la liberación del paso fronterizo de La Laguna a Tazacorte. Esta carretera de aproximadamente 100 metros de largo se ha completado con una operación de limpieza que se ha suspendido durante cinco semanas y se espera que alcance su punto máximo en dos semanas.

La siguiente fase se enfoca en continuar el trabajo desde la Laguna hasta El Paso Camino de la Cruz Chica. Quedan unos 200 metros de camino para recuperar y al mismo tiempo atacar la lengua de lava endurecida en Tazacorte que sostiene la importante superficie aislada del plátano. Árboles y una treintena de casas.

El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, visitó el lugar de trabajo este jueves, acompañado de Nieves Rosa Arroyo, comisaria de Seguridad del Parlamento de La Palma, y ​​Noelia García, alcaldesa de Los Llanos de Aridane.

El director general de Canarias señaló que estas medidas demuestran que la prioridad es devolver al pueblo la mayor cantidad de tierra posible. Por lo tanto, dicho trabajo se lleva a cabo de inmediato para restablecer la comunicación.

Respecto al regreso de los pobladores a sus hogares, Torres recordó que mientras finalizó la emergencia, la emergencia estaba en curso y era necesario verificar la ausencia de gases nocivos y la seguridad de las edificaciones dañadas.

Amilcar Cabrera, ingeniero de caminos del Cabildo de La Palma, explicó que la eliminación de residuos fue difícil, pero que estaba «en el camino correcto». Junto a la comunidad científica, realizó una cata controlada de los residuos para conocer sus propiedades. .Y para garantizar la seguridad de los trabajadores.

Cabrera explicó que la dureza del basalto solidificado en la parte más profunda del vaciado no supuso mayores problemas para el equipo utilizado, porque «cuanto más dura es la roca, más fácil es romper».

Estas fundiciones son supervisadas por personal de la UME que realiza tareas de medición de gases, científicos de IGN responsables de la medición de temperatura y bomberos que se utilizan para enfriar el piso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.