Islas Canarias

Planean recuperar 547 hectáreas de lavandería para la industria bananera.

Se ha desarrollado la recuperación de lava volcánica y uno de los desafíos más apremiantes es una misión planificada a un campo de lava de 545 acres para generar 1100 bushels de bananas. La acción dio esperanza a cientos de pequeños agricultores, quienes en septiembre y octubre, cuando el volcán devastó las fincas bananeras, comenzaron a preguntarse si el santuario de 1949 sería reconstruido después de la devastación del volcán como en años anteriores. podría ser.

Muchos lamentaron la destrucción de cientos de hectáreas de plantaciones de plátanos, el trabajo de los palmeros en el páramo que crearon el sustento que permitió a tantas familias vivir y pagar a sus hijos en el campo. ambiente, cambia la estructura de la economía aislada.

Gran terreno cultivable para el cultivo de plátanos. Este es uno de los objetivos del Plan Estratégico de Actuación para la Restauración de La Palma, conseguido en estrecha colaboración entre las Oficinas Técnicas de El Paso, Los Llanos de Aridán y el Ayuntamiento de Tazacorte, en el Consenso de la Isla de La Palma El El Consejo aprobó su zona de planificación territorial e Innovación y Gestur, una empresa pública dependiente del Gobierno de Canarias.

“Hemos acordado crear esta gran superficie para el cultivo de plátanos sobre lava volcánica y como parte del esfuerzo de recuperación a través de un plan de compensación de tierras rurales”, señaló Gonzalo Pascual, Ministro de Innovación, Ordenación del Territorio y Nuevas Tecnologías, quien afirmó: “Este sistema se convertirán en propietarios de fincas sepultadas por volcanes para destinar su área a la continuación de los proyectos de urbanización, la construcción de caminos, equipamientos y caminos de iluminación eficiente para la zona, y la instalación de sistemas de riego y servicios públicos para el acceso a terrazas y terrenos. Toda la tierra agrícola está debidamente contabilizada en el nuevo plan”. Para ello, los Sorribe necesitan aumentar la tierra en las terrazas en unos 1.500 metros cúbicos. ha tierras de cultivo.

Los expertos que trabajan en el desarrollo e implementación de esta acción, incluido el llamado Eje Estratégico de Acción para la Recuperación, la ven como una oportunidad no solo para reactivar los monocultivos de banano a gran escala, sino también para desarrollar modelos agrícolas más sostenibles y eficientes, y también para evitar que las personas se vuelquen. Si se toman medidas para agregar tierra a las nuevas terrazas, el impacto ambiental será moderado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *