Blog

Los narcotraficantes tardaron un par de años en planear una operación de cocaína desde Brasil a España

La policía de Estonia, Portugal y los Países Bajos ha unido fuerzas con las autoridades españolas para investigar una operación de tráfico de drogas y arrestar a cinco sospechosos.

El conjunto procuró traer mucho más de media tonelada de cocaína y otros estupefacientes de Brasil a España a través del divido oculto de un yate llamado IMAGINE, propiedad de una compañía de holanda registrada a nombre de uno de sus pertenecientes.

Estas ocupaciones se descubrieron primero en Barcelona, ​​entonces en 2018 en Valencia, Huelva, Granada y Las Palmas en Enorme Canaria. Integrantes de organizaciones delincuentes organizaron múltiples acontecimientos en estas localidades. Tienen relaciones de todo el mundo con otros países como Holanda, Estonia, Brasil, Enorme Bretaña y Portugal.
En el mes de mayo de 2018, una organización criminal en el puerto de Valencia, España, puso en marcha distintos trámites administrativos y especialistas para mover los navíos IMAGINE y sus equipos, y después empezó a andar la ruta desde Valencia y Las Las a Enorme Canaria. Fortaleza, Natal, Salvador Bahía, Río de Janeiro y también Itayaí (Brasil) antes de regresar a las Turbes (Portugal), donde intervinieron las autoridades policiales portuguesas a solicitud de España y Holanda.
“España es una región perfecto para efectuar ocupaciones de transporte y como puerta de entrada de estupefacientes a Europa, si bien está situada en Holanda y sus integrantes viven y se enfrían hasta el momento en que llega el instante, que van a ser prácticamente un par de años”. «, ha dicho un representante de la policía.
Como medida de seguridad, se conoce que la organización tiene un teléfono de seguridad para sus ocupaciones delictivas, lo que hace difícil de enorme manera el trabajo de las fuerzas policiales y el rastreo del país al que viajan para seguir en la acción. Asimismo se descubrieron incontables desalojos terrestres, marítimos y aéreos: prosiguen usando distintas aeropuertos y puertos en el punto de partida y destino, viajan siempre y en todo momento separadamente para eludir interconexiones, y alteran incesante y salvajemente la relación con la autoridad marítima de su ruta terrestre. La compromiso de la navegación marítima procuró modificar los componentes perturbadores.
Entre los detenidos había un estonio, un británico y 2 holandeses. Registraron siete características, intervinieron en el barco y confiscaron pruebas electrónicas y digitales, tal como media tonelada de cocaína, 520 gramos de metanfetamina, un cañón de 9 mm con números de serie eliminados, dinero y equipo náutico (documentos, mapas, GPS y teléfono satelital). .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *