Más

Las facultades de salud y los farmacéuticos trabajan juntos para permitir que las farmacias emitan la certificación COVID-19

El objetivo es facilitar aún más el acceso público a este documento para aquellos que no pueden descargarlo desde una aplicación o sitio web habilitado para SCS, a fin de reducir la congestión en los centros médicos. Se requiere un certificado COVID para ingresar a islas de nivel de alerta 3 y 4, y para algunas instalaciones que se usan voluntariamente para islas de nivel 1 y 2.

La Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, en colaboración con los colegios oficiales de farmacéuticos de las provincias de Las Palmas y Santa Cruz de Tenerife, permite a las oficinas de farmacia expedir certificados de vacunación frente al COVID-19. Se trata de una medida introducida hoy para facilitar el acceso a este documento a los residentes en Canarias y reducir la carga de trabajo de las clínicas que han recibido indicaciones de pacientes y usuarios que no tienen acceso a la web micertificadocovid.com ni a la app del Servicio Canario de Salud uno para este objetivo.

Las personas interesadas que deseen obtener este documento de forma gratuita en una farmacia deben presentar una identificación, y al solicitar un certificado COVID-19 de un tercero, se debe presentar una identificación de solicitante para registrar un solicitante.

Actualmente, las farmacias solo expiden certificados de residencia, que son verificados por la Tarjeta Sanitaria Canaria. Los residentes de otras comunidades autónomas que busquen la certificación deben hacerlo a través de servicios digitales o visitando un centro de salud. El Ministerio de Sanidad quiere agradecer a los colegios oficiales de farmacia de las dos provincias su disposición a colaborar de forma continua.

aplicación movil

Asimismo, el Servicio Canario de Salud (SCS) dispone de una aplicación móvil y web www.miCertificadocovid.com, para que cualquier persona que ya haya recibido uno o dos botes o refuerzos pueda acceder, guardar o imprimir su certificado COVID.

El Tribunal Supremo de Canarias (TSJC) aprobó la implantación del documento en el archipiélago bajo un modelo de uso obligatorio aplicable a todos los sectores 3 y 4 de las Islas Alerta, sujeto a limitaciones de aforo o horario.

Deberes del Certificado COVID

La medida, que entró en vigor el 25 de diciembre, tiene una vigencia de un mes y será monitoreada y evaluada sin perjuicio de la posibilidad de una mayor prórroga, dependiendo de la evolución de la situación epidemiológica.

Las certificaciones obligatorias para instalaciones y actividades de tiempo y capacidad limitadas en las islas Tier 3 y Tier 4 no les permiten beneficiarse de medidas adicionales como en el caso del uso voluntario de certificaciones COVID.

El objetivo es desarrollar medidas específicas para el control de la salud de las personas que acceden a determinados lugares, instalaciones o actividades que se consideran de riesgo de propagación del COVID-19 con el fin de frenar su propagación.

Objetos, instalaciones o actividades en la isla con alerta sanitaria niveles 3 y 4, que estén amparados por el certificado COVID obligatorio:

– Hoteles y restaurantes de acceso público con autorización de apertura con un aforo superior a 30 personas. Para estudiantes y docentes, quedan exentos de esta medida los comedores (no comedores) de los centros de educación formal.

– Permitir la colocación de instalaciones y actividades nocturnas con un aforo superior a 30 personas, así como otras instalaciones que permitan el consumo de alimentos independientemente del aforo.

– Los lugares y locales para el esparcimiento y las actividades cotidianas, que dispongan de una resolución que permita abrir permiso para albergar a más de 30 personas, y las demás instalaciones que permitan comer cualquiera que sea su capacidad.

– Eventos y celebraciones y festivales de música con una reunión de más de 500 personas y otros eventos donde se permite comer o beber sin importar la capacidad.

– Eventos deportivos en los que participan más de 500 personas y en los que se permite comer o beber independientemente de la capacidad.

– Espectáculos públicos con más de 500 personas y espectáculos en los que se permite comer o beber independientemente de la capacidad.

– eventos culturales en cines, teatros, auditorios y locales similares, en los que, con el permiso de apertura, puedan acomodarse más de 50 personas, así como otros eventos en los que se permita el consumo de alimentos y bebidas, independientemente de su aforo .

– Gimnasio y equipos similares.

– Instituciones y centros médicos que sirvan para visitar a pacientes hospitalizados y para acompañar a los usuarios a consultas, pruebas diagnósticas, tratamientos o tratamientos, con excepción de menores, personas con discapacidad, familiares o personas con enfermedades u otras personas que lo necesiten en los centros o instituciones a criterio del profesional de la salud.

– Residencias u hospitales de día del sistema sociosanitario para visitas y alojamiento de personal en el exterior instituciones

Para otras ubicaciones, instalaciones o actividades en las islas con alerta sanitaria de nivel 3 y 4, como compras, peluquerías y transporte, los usuarios que continúen utilizando mascarillas podrán solicitar voluntariamente una certificación.

uso voluntario

El Certificado COVID es de uso voluntario para acceder a ciertas instalaciones y actividades de Nivel 1 y Nivel 2 en la isla. La medida también cuenta con la aprobación del TSJC y permitirá que las propiedades que la utilicen se beneficien de niveles de capacidad y horarios por debajo de su equivalente en la isla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *