Islas Canarias

La Palma vulcanólogo Stavros Meletlidis: «Tenemos que trabajar para recuperar el territorio»

El Instituto Geológico Nacional seguirá monitoreando los volcanes de La Palma, pero no solo. Eso lo empeora. La red de medición estará equipada con nuevos instrumentos, nuevos sensores, algunos de los cuales están ubicados en las laderas del cono volcánico a una altura máxima de 1131 metros, a unos 200 metros de la base.

Para vulcanólogos y sismólogos, el final del ciclo no acabará con la emergencia, sino que continuará, como observó el jefe de geólogos de La Palma hasta el 19 de septiembre antes de la erupción: “Restauración, no reconstrucción”.

La elección no es arbitraria. Su razonamiento fue que “tiene que haber una manera de recuperar territorio; Este volcán permanecerá aquí por miles de años con su interesante estructura y forma, con dos metros de chamaeos, caños, riachuelos y material piroclástico, pero hay lugares donde la gente tendrá que restaurar los suyos.

Tres meses después, Stavros Meletlidis no pudo mantener las distancias requeridas para evaluar y medir el volcán como un simple fenómeno geológico, pero admitió que la recuperación puede ser prematura ya que “la lava activa es un proceso gradual que requiere iniciarse”. los gobiernos del Cabildo y Canarias cerca del núcleo de La Laguna”.

El equilibrio entre la eficiencia, la toma de decisiones racionales basadas en hechos objetivos y metas racionales, y la reconstrucción extensiva en la que el territorio juega un papel fundamental es la ecuación más difícil al día siguiente de una erupción, y más si la emergencia persiste. … Pero si es deseable influir en los flujos de lava, entonces hay otros factores en esta recuperación: «No conozco otro ejemplo en el mundo donde se haya perturbado una superficie de este espesor, porque en el caso de San Juan La gente esperó varias semanas e instaló dinamita, pero en un momento salió dos metros en la calle sin resultados confirmados, por lo que les pido que confíen en la comunidad científica”.

Además, Meletlidis dijo: “En cuanto a toda la tierra entre el mar y el cono, hay que ver qué quiere el pueblo y el gobierno, pero está claro que debe venir la recuperación de las zonas más golpeadas de las zonas. Conexiones donde quiere volver a vivir, servicios básicos en el norte y sur del país, mientras que el IGME (Instituto Español de Geología y Minería) se encarga del patrimonio geológico; evaluarán y catalogarán los informes pertinentes para ver dónde y cómo actuar”.

Ante dudas o impulsos de desesperación, el vulcanólogo dijo: “Todas las decisiones se han tomado con el objetivo principal de que la gente regrese a sus hogares. Se habla mucho del gas, pero todavía hay muchos peligros que pueden no existir. » Recuerde, muchas casas pueden experimentar problemas estructurales debido a la acumulación de cenizas de la actividad sísmica debido a la exposición prolongada a altas temperaturas. No olvidemos que la lavandería puede estar a 30 metros de la casa, pero esto ya es una temperatura de más de 1000 grados durante varios días, a veces semanas, incluso ahora todavía hace calor «.

Stavros, como la mayoría de sus compañeros, es consciente de que “el proceso será mucho más lento de lo esperado”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *