Blog

La donación de órganos salvó a 183 personas en Canarias en 2019

La donación de órganos en Canarias alcanzó un récord histórico y fue el más destacable desempeño de forma anual desde el principio del programa.

La Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias anunció que se habían efectuado un total de 120 donaciones de órganos en 2019, un incremento del 9% con en comparación con número de personas registradas en 2018. De esta forma, se hallaron 50,6 donantes por millón de personas y 183 personas fueron salvadas en Canarias. Este es un récord de donaciones que se mantuvo sin cambios a lo largo de 4 años sucesivos, poniendo al archipiélago sobre la media nacional de 48,9 donantes por millón de pobladores.
Como resultado, los expertos del Hospital de Referencia del Servicio de Salud de Canarias (SCS) hicieron un total de 183 trasplantes de órganos, entre ellos 153 trasplantes de riñón, 28 trasplantes de hígado, 1 trasplante de páncreas y 1 trasplante de corazón.
Se calcula que en el Hospital Universitario de Canarias se hicieron 79 trasplantes de riñón y 1 de páncreas; 28 hígados en el Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria; 74 riñones en el complejo hospitalario universitario insular-materno y también insular de Canarias En el Hospital Universitario de Enorme Canaria, el Dr. Negril, tras comenzar un programa de trasplante cardiaco en el mes de diciembre, se convirtió en el centro de referencia de este modelo en Canarias. Este pertence a los adelantos esenciales a poner énfasis en la revisión de forma anual de las ocupaciones de trasplante, puesto que hasta la actualidad los pacientes canarios que necesitan de esa intervención deben moverse a la península a lo largo de unos meses y aguardar un órgano coincidente para efectuar el trámite.
También, el informe de 2019 mostró un incremento en todas y cada una de las maneras de donación, incluyendo las donaciones de donantes vivos de trasplante de riñón. El Hospital Universitario de Canarias es el centro regional de referencia para esta clase de trasplantes. En 2019, 11 de ellos se hicieron en Canarias, un 83% mucho más que el año previo. La primordial virtud sobre la donación de cadáveres es que los donantes vivos tienen una mayor tasa de supervivencia de los trasplantes de riñón y de los pacientes.
Además de esto, se puede destacar que las donaciones por paro cardiaco (tasa de paro cardiaco) prosiguen incrementando, con lo que las donaciones de esta manera efectuadas aumentaron un 61% en 2019 y llegaron a 29 donantes en 2019. Esto ahora representa una cuota de 26,6 donantes canarios.
La donación dominada por paro cardiaco deja la donación de órganos del fallecido según criterios circulatorios y respiratorios. El requisito previo para esta clase de donación es que, en ciertas condiciones, se logre adivinar la desaparición del tolerante en un período corto y que hay que arrancar una infraestructura diferente a la de los donantes de muerte encefálica o muerte encefálica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *