Islas Canarias

Kevin, un agricultor de banano en La Palma: “No cobramos nada por los rasguños; está desperdiciado «

Kevin Acosta es uno de los muchos jóvenes que trabajan en los campos afectados por la erupción volcánica | cita

Un campesino sostenía una piña plátano cubierta de ceniza y sudor del volcán Cumbre Vieja, que se ha vuelto viral en Internet en las últimas semanas. Para algunas personas, la imagen de Quike Rincon (Editorial Europea) refleja los esfuerzos de las palmeras por no renunciar a su principal fuente de ingresos: el turismo. Para otros, destaca la inestabilidad de la industria y el hecho de que muchos trabajadores temporales están expuestos al polvo de azufre y no son muy conscientes de los efectos a largo plazo sobre su salud.

El Cabildo permitió la recolección de frutos en las zonas costeras del Valle de Aridane, particularmente en Puerto Naos, El Remo, Charco Verde y Las Hoias, que fueron particularmente afectadas por erupciones volcánicas. De hecho, estos barrios han sido evacuados, nadie puede vivir allí en la casa. Sin embargo, los agricultores pueden usarlos y también deben seguir los procedimientos normales de supervivencia de los arbustos, como la separación o la desfloración y muchas otras tareas que debe realizar la planta.

Kevin es un joven que dedicó su vida a los plátanosLo hizo de acuerdo con las tradiciones familiares, ya que su padre también tenía algunos de los platos más exclusivos de la isla. “Tenía un gran negocio y luego trabajé con algunas personas; Hice todo lo que pude para ayudarlos ”. Aunque su finca está en la Costa de Tijarafe en el noroeste de la isla, descubrió que“ todos los días al amanecer está lleno de cenizas; hoy dia [ayer para el lector] Cayó sobre nosotros, “como una llovizna. Al contrario de lo que parecía, dijo que valoraba más la existencia de estos restos volcánicos en el invernadero que las partes descubiertas.

Según él, los plataneros «se llevan el polvo» al aire libre, pero por el contrario hay mucha gente en la cubierta. Dijo que esto hace que el trabajo sea más incómodo: “A veces tienes que llevar una pantalla porque se te mete en los ojos y no puedes ver nada; cuando entre en tu boca … lo sabrás ”. También expresó preocupación por sus compañeros del valle porque el Comité Científico de Pevolka (Programa de Protección Ciudadana de los Volcanes de Canarias y Organización de Gestión de Emergencias) anunció al mediodía que la calidad del aire es dudosa si la calidad del aire continúa deteriorándose o aún excede los límites permitidos, límite, alcance, que requiere medidas de seguridad adicionales.

Respecto a las condiciones en las que tiene que hacer el trabajo, explicó que recientemente sus gastos han sido superados significativamente: “Simplemente no tengo tiempo para hacer lo que pedimos en la caja. Costos. Lo principal es que tienes otras personas. Sí, pagan muy pocos. “Algunos recolectores de piña requieren que los agricultores pelen la fruta ellos mismos y luego la empaquen para que pueda entrar.

Otro problema que enfrentan las plantaciones de banano es la dificultad para acceder a algunas de las tierras de la finca. Kevin dijo con aprobación: “Tengo amigos que van a Mazo y luego a Fuencaliente para ir allí. Algunas personas viven en Tihalafi y tienen que partir hacia Elremo antes debido a la propagación de la lava. Atrás quedaron las palmeras que son esenciales para la vida diaria, como la palmera que se extiende desde el centro de Los Janos hasta Puerto Naos. Incluso si el tráfico se desvió a una carretera diferente, los plataneros tienen que ir hacia el sur para llegar a la costa.

“Soy un poco salvo porque podemos estar aquí, podemos beber agua y podemos trabajar. No nos has dicho nada, pero cuando se pone complicado no lo sé. Especuló sobre el deterioro de la calidad del aire o las cenizas del viento, la posibilidad de interferencias y una mayor propagación. Aunque nunca dejó de mirar a su padre, trabajaba «en una finca en La Bombilla y otra en Las Norias y Las Hoias», las cuales fueron muy golpeadas por cortes y evacuaciones.

Cuando se le preguntó sobre el futuro, dijo: “Me equivoqué porque nos dijiste que ERTE todavía existe, porque si terminas diciendo que es venenoso en la zona, la bolsa no se abre. Seguiremos trabajando hasta que se vayan. Nosotros. Solo espero que no se detenga «.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *