Islas Canarias

Itaiza Domínguez: «Inevitablemente, La Palma volverá a explotar algún día»

Además de la sismóloga del IGN Itaiza Domínguez, en la Plaza de Tajuya se encuentra el Instituto Nacional de Geología (IGN), que fue creado a partir de material volcánico. EUROPA PRESS.

Itaiza Domínguez, sismólogo Instituto Geográfico Nacional (IGN)y ha estado a los pies del volcán desde el comienzo de su erupción, Cumbre Vieja es sin duda «una de las zonas más activas» de Canarias desde el punto de vista vulcanológico y volverá a entrar en erupción.

“Un día es inevitable que La Palma vuelva a estallar”, dijo en una entrevista con Europa Press, en la que afirmó que “la cuestión es cuándo” porque “es difícil de decir”.

Del mismo modo, argumenta que, según información histórica, las erupciones de La Palma «parecían haber ocurrido en grupos» y que la secuencia de estas características ahora corresponde a San Juan (1949), Tenegua (1971) y hoy – la erupción de Cambrevieja. se registra un volcán. (2021).

«Habrá que ver si va a haber otro en unas décadas o dentro de 100 o 200 años, es imposible saberlo, así que tenemos que seguir monitoreando», subrayó, señalando que es «bueno» que haya tenido el brote. ocurrió. los anteriores «antecesores» tienen que mantener «tranquila» a la población ya la comunidad científica y asegurarse de que nunca haya víctimas, como sucedió en Cumbre Vieja.

Junto a La Palma, Domínguez insistió en que El Hierro y Tenerife son las islas «más probables» para una erupción porque tienen zonas volcánicamente activas, mientras que en Fuerteventura y Granada Nari la probabilidad es «mucho menor», en Lanzarote «no se puede dar descarga». «. y La Gomera está inmóvil «que no ha entrado en erupción en millones de años.

Respecto a Cumbre Vieja, subrayó que no se puede descartar que se trate de un episodio «bastante largo» ya que el episodio más largo en la isla fue de 85 días, aunque admitió que «la explosividad y cantidad del material publicado hizo eso «. una pequeña sorpresa.» …

Además, ha señalado que si bien estudios recientes han demostrado que «no son tan tranquilas como la gente piensa», históricamente se ha dicho que «las erupciones volcánicas en Canarias son tranquilas», de hecho el punto álgido de la erupción en un momento determinado. la columna llegó a siete kilómetros…

«El material que salió y la cobertura fue increíble».

“Tal vez el material que salió y el área de cobertura fue inesperado. La duración no fue inesperada, pero la subida fue un poco más alta”, dijo.

Domínguez también señaló que el brote fue «impredecible» porque «siempre es difícil predecir lo que sucederá» y, de hecho, «sabe cuándo ocurrirá el brote» tanto que no hay datos sobre cuándo terminará Predecir erupción. …

Respecto a su experiencia con los volcanes submarinos El Hierro y Cumbre Vieja, señaló que «esto no es muy útil a nivel de vigilancia» ya que uno de ellos se encuentra en el fondo del mar, no hace daño, no hay un seguimiento evidente y solo se convierte en fenómenos indirectos. observado…

Por otro lado, se ocupa de la sismicidad y la deformación, especialmente en la fase previa a la erupción, y sabe operar una red de instrumentos.

Los sismólogos del IGN quedaron sorprendidos por la resistencia de algunos pinos -«Casas colapsadas durante la inundación»-, sobre todo porque las cenizas del volcán quedaron cubiertas de casas. ¿Sabía que esto empeoraría la navegación aérea?

“Me asombró la cantidad de ceniza que hizo erupción el volcán y fue formando capas en Fuencaliente, Mazo, Breña Alta e incluso Santa Cruz de la Palma, a muchos kilómetros de distancia”, dijo.

Respecto a la experiencia científica recogida en Cumbre Vieja, señaló que «tendrá valor científico para el futuro» y permitirá «años de investigación y una mejor comprensión de cómo funciona este tipo de erupciones» y destacó que es «exportable». estarán «. «Información. Fuera.

«Hay tiempos difíciles»

A nivel personal, admite que hubo «momentos difíciles» cuando la erupción arrasó con las casas de las personas y que tenía «sentimientos encontrados» al ver la devastación del flujo de lava y analizar la erupción de primera mano.

Del mismo modo, señaló que su objetivo era «tratar de ser útil», es decir, «de otra manera».

Destacó que los habitantes de La Palma estaban muy «agradecidos» por el trabajo científico que habían realizado.

“Las palmeras en sí son las que más me impresionaron, siempre nos apoyaron, agradecieron nuestro trabajo, aunque su casa no se salvó, solo pudimos evitar daños corporales, agradecieron que estuviéramos allí y tenemos un tiempo especial para la distribución. , «él dijo.

En cuanto a la coordinación con los compañeros del Involcan (Instituto de Vulcanología de Canarias), admitió que la erupción de El Hierro había sido «más difícil», pero también «en otros momentos» porque el Pevolca estaba empezando y aún no lo conocía. . …

«Se trata de ayudar y todo el mundo está dispuesto a ayudar», y todo va «relativamente bien» no solo con Invocan, sino también con los miembros del IGME, el IEO, el CSIC o la propia Aemet, ha dicho. Tiene la función de seguimiento de cenizas «más importante».

Respecto a la fase final que ahora se ha abierto, afirmó que «es difícil decir cuánto tiempo llevará» porque todavía hay mucho enfriamiento y desgasificación del material y el cono será «el último lugar donde la gente pueda». caminar.» …

«La vuelta a la vida se producirá de forma paulatina»

Por lo que dijo que no hay tantos gases pero «todavía pueden ser importantes» según entendió, «ahora es imposible relajarse y seguir tomando medidas» porque hay gases tóxicos en la zona de evacuación, «todavía es» peligroso . «

En este sentido, muestra que los flujos de lava pueden partirse o provocar pequeños derrumbes a los que la gente no debe acercarse ni cruzar por las «altas temperaturas aunque los picos estén fríos» y los «puntos calientes».

“Hay que darle un poco de paciencia a la gente, el Pevolca sigue activo, uno quiere volver a la casa lo antes posible, pero claro, no hay que romperlo ahora, y la vuelta a la casa será escalonada. , principalmente dependiendo del gas». él dijo.

De hecho, insistió en que no se podía descartar una reactivación eruptiva o incluso una nueva explosión, aunque ese era el escenario menos probable, citando la reactivación y el terremoto de El Hierro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *