Islas Canarias

Gas, deslizamientos y calor: el peligro constante de los volcanes en La Palma

Desde la entrada a la zona de vegetación de una de las áreas restringidas de La Palma. EP

La Concejalía de Ciencias de Pevolca ha recordado este viernes que aún existen peligros volcánicos en el actual paso artificial de La Palma e insistió en no acercarse a la colada de lava ya que está presente Peligro grave por exposición al gas, separación y altas temperaturas

El Centro de Coordinación de Seguridad y Emergencias del Estado de Canarias 112 también dijo que la restauración de los servicios esenciales, como el suministro de agua y la red de carreteras en las áreas afectadas por la erupción, fue un tema central de la reunión del Comité Directivo de Planificación Especial del viernes. Protección civil y ayudas de emergencia volcánica en Canarias (Pevolka).

Cabe señalar que se espera que la red de plomería en la parte sur de la lavandería regrese a la normalidad este mes.

Cabildo de la Palma dijo que esperan completar la transferencia de agua de norte a sur a través de la red contra incendios en el área de El Pilar y conectar esa red al campo en el área durante las próximas semanas. en Fátima y Las Norias.

Finalizada esta obra, se procedió a examinar el abastecimiento de agua para limpieza por cisterna a las viviendas afectadas, en caso de ser necesario.

Además, el Comité Directivo informó que las obras de acceso a Puerto Naus están próximas a finalizar, luego de lo cual las obras se verán afectadas por la presencia de gases en la zona mientras se construye un muelle en la zona de Ponta del Negro. … esperando un levantamiento batimétrico para determinar la profundidad y el estado real del fondo marino para determinar qué acción tomar.

A los residentes de los asentamientos del norte y sur de la zona de limpieza se les permitió regresar a sus hogares el viernes. u JTI permite que los artículos sean recogidos y devueltos a su propiedad.

El comunicado dijo que los hoteles tenían 539 residentes, nueve menos que los últimos números disponibles, incluidos 344 en Funcaliente, 125 en Breña Baja y 70 en Los Llanos de Aridan.

Cruz Roja, organismo encargado de la atención a las personas, estima que a partir del viernes 90 personas podrán salir de sus hoteles y regresar a sus casas tras mudarse.

El Comité Directivo también consideró la posibilidad de permitir que los residentes de otros centros al sur de la lavandería regresen a sus hogares en un futuro próximo.

El comunicado de prensa también destacó que el viernes fue el primer día desde el comienzo de la crisis volcánica en La Palma que no se registraron terremotos en los monitores de National Geographic.

El último sismo corresponde a las 22:20 horas del 6 de enero, con una magnitud de 1,6 y una profundidad de 10 kilómetros.

El dictamen del Comité Científico al respecto mostró que la sismicidad fue baja y muy baja en todas las profundidades, aunque no se puede descartar la posibilidad de un sismo apreciable.

Tampoco se confirmó la presencia de sismos volcánicos en la señal sísmica.

Además, ante las zonas de exclusión cada vez más pequeñas, el Comité Científico insiste en no acercarse a la colada de lava, que en algunos lugares alberga un grave riesgo de erupciones de gases, desprendimientos y altas temperaturas de hasta 300 grados.

La calidad del aire debido al contaminante dióxido de azufre (SO2) asociado a la erupción ha sido buena en todas las estaciones desde el 4 de enero, última fecha de referencia.

Para el polvo fino por debajo de 10 micrómetros (PM10), la calidad del aire se encuentra entre buena y aceptable en todas las épocas del año desde el 4 de enero, sin superar más el valor límite diario.

En cuanto al pronóstico del tiempo, la tendencia para los próximos días es un tiempo constante que fluirá de este a sureste, lo que provocará una invasión de polvo sahariano a partir de mañana sábado.

Dado que no hay ceniza volcánica en la troposfera, las operaciones del aeropuerto están completamente influenciadas por las condiciones meteorológicas.

En cuanto a la última reunión del Comité Científico de Pevolca, cabe señalar que desde el 13 de diciembre se encuentra en proceso de toma de decisión.

La persistencia de algunos peligros volcánicos durante esta fase no significa necesariamente el final de la reactivación del magma de Cumbre Vieja.

No hay temblores volcánicos en la señal sísmica. La actividad sísmica es de baja intensidad y niveles muy bajos en todas las profundidades, aunque no se puede descartar la posibilidad de un sismo apreciable.

Los últimos siete días de bajas emisiones de dióxido de azufre (SO2) no se han relacionado con el ascenso del magma, sino con la solidificación del magma superficial aún presente en las tuberías del centro de la erupción.

Las emisiones fugitivas de dióxido de carbono (CO2) del sistema volcánico de Cumbre Vieja, de 220 kilómetros cuadrados, han disminuido en los últimos 7 días, aunque todavía están por encima de lo que se considera normal para la torre Cambrai Vieja.

En algunas zonas concretas de Cumbre Vieja, mientras que en zonas poco ventiladas y/o a una altura de un metro bajo rasante se miden valores elevados de flujos difusos de CO2, estas emisiones difusas de CO2 pueden deberse a la posible acumulación de CO2 y la disminución de oxígeno (O2) en el aire puede ser peligrosa para los humanos.

En la región de La Bombilla en particular, donde las emisiones difusas de CO2 provienen claramente de los volcanes, las concentraciones de CO2 en el aire son relativamente altas.

También se recomienda limpiar el techo de cenizas de un centímetro de espesor y cumplir estrictamente con los procedimientos de remoción de cenizas (humectación, protección ocular, enmascaramiento, protección de la piel) de acuerdo con las normas de protección civil.

Utilizar mascarillas y guantes FFP2 al retirarlos, humedeciéndolos ligeramente para barrer, y evitando el uso de sopladores ya que estos incrementarán el repesado de las partículas más dañinas.

Todavía en la fase posterior a la erupción, Pevolca también dijo que insiste en mantener áreas restringidas en tierra y en el mar para evitar los peligros de las nubes oceánicas.

Debido a la propagación de la veleta, es especialmente recomendable que las personas con vías respiratorias debilitadas (por ejemplo, asmáticos) presten atención a la dirección del viento y actúen en consecuencia, ya que son más propensas a concentraciones más bajas.

También se recomienda enjuagar los ojos después de cada exposición, ya que los síntomas suelen notarse tarde.

Para garantizar la seguridad de todo tipo de barcos que quieran entrar en la zona de exclusión marítima, se recomienda mantener una distancia de al menos 500 metros en la zona norte del lava delta 4 y sur del lava delta 1 – 2.

Los viajes de gestión científica de emergencias podrán realizarse en distancias menores bajo la responsabilidad del armador y del capitán, previa aprobación de Pevolca y de la oficina técnica del capitán.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *