Más

El ‘horrible’ instante en que Thomas Cook voló a España, el juguete del gato viscoso explotó en la cara de un niño británico de siete años

Explosión: el juguete de Paperchase explotó en frente de los jóvenes a lo largo del vuelo

En el vuelo hacia España, una madre británica de 2 hijos se encontraba muy enojada en el momento en que el juguete del gato de su hijo le explotó en la cara.

Stephanie Harding, de 32 años, adquirió el juguete para su hijo Max de 7 años de Paperchase en la tienda libre de impuestos del campo de aviación de Manchester.

Tres horas tras el comienzo del vuelo de Thomas Cook a Lanzarote, el objeto explotó sobre Max. Tenía los ojos, la nariz y la boca empapados de espuma que se solidificó de manera rápida.

«No pienso que en algún momento hayas traído un juguete como este en un vuelo al extranjero», ha dicho Stephanie a Liverpool Echo.

Temor: la madre Stéphanie (izquierda) está preocupada pues la substancia empieza a ingresar en la boca de su hijo Max (derecha)

«En el momento en que le limpié una pala de la boca, empezó a solidificarse como goma, lo que es horrible».

La asistente de vuelo asistió de forma rápida a la madre y al hijo y después le sugirió a Stephanie que el incremento de la presión del aire había provocado la separación.

Según Stéphanie, Max debería haber «algo salió mal» al día después, recibió una disculpa del enorme del teléfono fijo y un vale de 20 euros.

Paperchase le dio un informe de toxicología que señalaba que el producto no era arriesgado, pero no ha podido comentar públicamente sobre el hecho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *