Islas Canarias

Carrasedo: «Es probable que veamos el final de la erupción volcánica»

Juan Carlos Caracedo Sergio Mendes

vulcanólogo Juan Carlos Caracedo Convencidos de que “es probable que veamos el fin de la erupción del volcán Cumbre Vieja en La Palma” y que el plazo de diez días de la comisión que recomendó el plan de emergencia para el volcán de Canarias (Pevolca) “es más burocrático que «Científico».

Vicente Soler, otro vulcanólogo del CSIC que participó de las discusiones en Pevolka, dijo que los diez días fueron un «acercamiento cauteloso» y darían tiempo para que «el magma comenzara a solidificarse en su parte más pequeña». Esto descartaría por completo una hipotética reactivación del volcán.

“Diez días no es tanto en mi opinión. Al político le dieron cien días ”, agregó Sóller irónicamente.

En un comunicado a Efe, ambas partes coincidieron en que el volcán Cumbre Vieja comenzó a mostrar «signos de debilidad» hace una semana y media y que la erupción del fin de semana fue una especie de «último respiro», dijo. Soler señaló: «Adiós hasta el final».

“Saca a relucir todo lo que dejó atrás. Como no puede tener un aporte nuevo, el magma, está extinto ”, dijo Juan Carlos Caracedo.

Vicente Soler señaló que no se ha observado actividad sísmica durante los últimos 12 días, lo que indica la posibilidad de reabastecimiento del sistema volcánico, y durante este tiempo se evacuó el exceso de presión de magma en la mayor parte de la superficie hasta que el terremoto volvió a los niveles previos a la erupción. .

Al mismo tiempo, las emisiones de dióxido de azufre (SO2) han «casi desaparecido» respecto a los valores de los días anteriores.

La deformación superficial continúa y los vulcanólogos del CSIC creen que será permanente, como la erupción del volcán submarino Tagoro en El Hierro hace una década.

Además, el dron no detectó ningún flujo de lava, ni “ni siquiera un remanente. Solo se puede ver la luz de la lámpara incandescente ”, dijo.

“Es posible que se generen pequeñas sobrepresiones y pequeños pulsos de corta duración. Pero no hay evidencia de que el volcán se esté reactivando ”, dijo Soler.

Juan Carlos Carrasedo confirmó este argumento, señalando que todos los parámetros que miden la energía de la erupción han disminuido o parado, lo que «dificulta que el volcán vuelva a una fase más activa».

Cuando hay una actividad sísmica de profunda a moderada que demuestra que «todavía hay una tendencia al flujo de lava», pueden surgir dudas.

Añadió que cuando el magma está en el tubo de erupción, se vuelve «más frío, más suave y más duro» con el tiempo, creando un tapón que requiere mucha energía de abajo para eliminarlo.

“No hay señales de que esto suceda. Es lógico pensar que la fuga se acabó ”, dijo Carrasedo.

El vulcanólogo insistió en que la erupción que se inició el 19 de septiembre en Cabeza de Vaca fue «muy similar» a todas las grietas de Stromboli; si tuvo otros «matices» como duración, lava. Modo o tamaño del flujo a través del terreno anterior. gigantesco».

«Seguirá siendo la característica más destacada del paisaje en el valle de Alidan» y «un recordatorio del tremendo sufrimiento que ha causado». No solo destruyó hogares y propiedades. Ha causado un tremendo daño psicológico y emocional «.

Vicente Soler cree que el brote «dejó muchas lecciones» desde su inicio.

Admitió que apenas 9 días después de descubrir su anterior enjambre de terremotos, no esperaba «resultados tan rápidos».

Destacó que esta es la primera vez que la comunidad científica española puede «seguir adecuadamente» una erupción volcánica, lo que se traducirá en «un gran número de estudios y publicaciones».

“Ahora que los científicos están en el registro histórico, ayudará a quienes tengan que lidiar con la próxima erupción en las Islas Canarias, y sucederá. No tienes que meter la cabeza debajo de las alas ”, dijo Soler.

Juan Carlos Carrasedo ha afirmado que se trata de «una de las erupciones mejor estudiadas, rastreadas y observadas» y cree que toda esta actividad científica ayudará a «comprender el comportamiento volcánico desde el cráter hacia adentro, donde hay más desconocimiento». Mejorar la gestión de este tipo de emergencias.

Reconociendo que se diferencia “diferente” de otras erupciones volcánicas como Tenegia o Tagoro en lo que respecta a la protección ciudadana, la gestión de emergencias es “ideal”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.