Islas Canarias

Canario de 9 cm escapó del volcán La Palma

Acrostira euphorbiae vive en Tabaibales en la isla de La Palma Pedro Oromi

No es casualidad que se llame Isla Bonita: La Palma no es solo paisajes pintorescos: es Punto de acceso a la biodiversidadHay muchas especies endémicas (que no se encuentran en ningún otro lugar del mundo) que han evolucionado de forma aislada durante cientos de miles de años. Es por ello que la erupción del volcán Cumbre Vieja ha alarmado a los biólogos al ver en peligro algunas de las especies más emblemáticas del extremo noroeste de todas las Islas Canarias.

«En total hablamos de más de 5.000 especies animales y vegetales», calculó para EL ESPAÑOL. Félix Manuel Medina, Biólogo del servicio medioambiental de la Comisión de La Palma. «De ellos, Aproximadamente el 20% de las plantas son endémicas, el 10% son animales.«.

Entre todas estas especies, una está particularmente preocupada porque está en peligro. A pesar de la escala, Langosta gigante El Remo Como otras personas, sabe esconderse en las ramas dentadas de Tabaibas, un arbusto típico de la isla. «Es demasiado misterioso. Si no lo señalan, no puedes verlo. Además, él tiene la costumbre de moverse contigo, por lo que no puedes verlo: solo puedes caminar a través de tres palos que sobresalen de a ambos lados de los Astes. Piernas para distinguirlos «.

La erupción del volcán Cumbre Vieja sorprendió inicialmente a los ambientalistas de La Palma, quienes esperaron con entusiasmo para ver dónde fluía el agua. Un flujo de lava que no ha dejado de fluir durante 20 días consecutivos.Las laderas de Tamanka y El Remo, donde vive y lleva el nombre de su nombre común – científico Algodoncillo-Están ubicados a pocos kilómetros al sur de Todoka, un pequeño pueblo que fue destruido por una escorrentía de lava.

A través del paso abierto del volcán, la lava ha encontrado un camino abierto hacia el mar y ya no distribuirá su daño a ambos lados de la rama dañina que destruyó unas 420 hectáreas (casi un centenar de ellas). , Tierras de cultivo) y cientos de hogares.

Utilizar uno La talla de mujer 9 mide nueve cm. (Los machos son un poco menos de la mitad del tamaño de las hembras y son de color rojo y negro en comparación con las hembras grises). El destino de la langosta está ligado al destino de la langosta en la que vive: tiene pocas huellas de alas que no ayudan a sal de la lava. «No come nada más, aunque se han hecho experimentos para ver si puede cambiar su dieta y parece ser capaz de cambiar sus hábitos», comentó Medina.

Alfombra gris

Las excursiones para seguir los efectos de los volcanes en la flora y fauna local suelen ir acompañadas de biólogos. Manuel Nogales, Representante del CSIC en Canarias. Tababas está cubierto de ceniza espesa, las langostas aún no se han visto, pero eso no importa. «En este momento es normal porque coincide con el final del verano y la vegetación está seca».

Aún más preocupante es la ceniza que se ha esparcido por la isla, dejando una capa gris en el suelo por millas. «Aquí la hembra pone sus huevos, pero la gorda [de la ceniza] No deberían tener ningún problema con una pulgada y media «.

En general, los animales de la isla pueden escapar al lavado del suelo, solo las lagartijas pueden verse más severamente afectadas, aunque algunas de ellas Regresaron a su lugar y se colocaron sobre la primera roca de lava.Bajaron la temperatura lo suficiente como para no quemarse y calentaron sus cuerpos. «Se utilizan como pilas», dijo Nogales.

Las aves rapaces siguieron de cerca a las lagartijas. “Se vieron cernícalos volando sobre el área y desapareciendo en la primera semana. Vimos mochuelos cerca del cráter. “Seguían arrojando cenizas y haciendo ruidos ensordecedores, así que Nogales pensó que sí. Casi se acerca a lo que realmente es, «fabuloso». «El comportamiento de los animales es el mismo que antes del brote. Un poco más de una semana «.

Sin embargo, se desconoce el posible impacto de las cenizas volcánicas en la fauna local. «No sabemos qué significado fisiológico tiene para los animales». En el final, Los herbívoros tragan muchos fragmentos de la erupción con cada mordisco. A la planta.

Félix Medina señaló que también vieron “palomas, cernícalos y cuervos completamente sumergidos en cenizas y limpiando sus alas, pero no encontramos ninguna plaga. Tenemos un centro de rehabilitación de fauna en el Cabildo de La Palma y no lo conseguimos. muchas advertencias sobre la fauna afectada «.

También se desconocen qué efectos podría tener en la propia planta. «Si sus patrones fotosintéticos cambian, no me sorprenderá», dijo Manuel Nogales.

Puedes leer la noticia completa en El Español.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *