Islas Canarias

El gobierno aprueba la provisión de 500.000 euros para las víctimas del sexismo y la violencia de odio afectadas por el volcán.

En una reunión del Consejo de Ministros de este martes, la administración del Gobierno de Canarias aprobó una subvención directa de 500.000 € para financiar la prevención y protección contra la violencia de género, otras formas de violencia contra las mujeres y las víctimas del delito que odio. las consecuencias del desastre volcánico de Palma.

Esta medida forma parte de una medida de ayuda de emergencia para reparar los daños causados ​​por la erupción volcánica y para la reconstrucción económica y social de La Palma.

Las actividades elegibles incluyen el texto elaborado por Europa Press, edificios alquilados, que tienen como objetivo garantizar a todas las víctimas de violencia contra las mujeres el derecho a la seguridad, refugio de emergencia o refugio.

En este sentido, la administración prioriza a las víctimas de violencia de género por parte de su pareja o expareja, así como a las víctimas de trata de personas y explotación sexual.

Apoyo psicológico, legal y social

El proyecto también puede ser utilizado para contratar personal especializado en servicios preventivos y asistencia social integral (psicológica, legal y social), tanto para mujeres víctimas de delitos relacionados con la discriminación de género como para casos de fobia LGTBI y discriminación racial.

Asimismo, parte de estos 500.000 € podrían destinarse a la formación y desarrollo de herramientas de formación de los profesionales que trabajan con la población afectada para identificar a las víctimas de violencia contra las mujeres, prestar primeros auxilios y traspasarlos adecuadamente, y campañas de lucha contra la violencia sexual Violencia y el odio inicia los crímenes. Las víctimas conocen sus derechos y los medios a su disposición.

Recordaron desde el Ministerio de Igualdad que por homofobia racista o étnica la discriminación y la violencia de género son «una amenaza para los derechos humanos» y que la emergencia tras la erupción del volcán de La Palma había perjudicado el normal funcionamiento de las autoridades locales. Servicios para identificar, apoyar y proteger a estas víctimas.

Según ha explicado, el decreto propone medidas para eliminar los posibles obstáculos: “Estos obstáculos pueden dificultar o imposibilitar la detección de la violencia y evitar que las víctimas reciban una ayuda, comunicación y comunicación integral a través de los medios comunes de violencia”. Intervención y comunicación multidisciplinar especializada, para adaptarse a las necesidades de las víctimas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *