Investigación de la cabina de lotería tras la desaparición de un trabajador

Investigación de la cabina de lotería tras la desaparición de un trabajador

Diez días después, se está realizando una investigación una vez que el cuerpo de un joven trabajador de caridad desaparecido por su familia fuera encontrado en un puesto de venta de billetes de lotería para ciegos.

La familia de Miguel Rodríguez Garzón notificó que desapareció en La capital española, pero aseveró que absolutamente nadie se incordió en ver el palco en el centro. Se descubrió de manera accidental por una compañía de limpieza el décimo día de su desaparición. Las contraventanas del mirador se bajaron a fin de que absolutamente nadie notara nada extraño.
ONCE, la Asociación de Ciegos, mencionó que trabajó con su familia desde un inicio para denunciar su desaparición y en este momento investigar su muerte.
La organización SOS Desaparecidos (SOS Disappears) alertó al joven de 28 años de que se estaban exhibiendo avisos por todo el centro de La capital española una vez que vendió la lotería y no regresó a casa.
Según el letrero que hacía falta, Miguel se encontraba tomando fármacos para la diabetes, su brazo se encontraba enclenque, pero no se encontraba ciego.
Trabajó en 2 quioscos de caridad, pero supuestamente no en el que hallaron su cuerpo.
Los sindicatos CSIF y CCOO han anunciado demandas formales frente a la Inspección de Trabajo aduciendo violaciones de las leyes y estatutos laborales. El sindicato aseveró que el trabajador de la caridad fue al puesto pero no se incordió en ver adentro.
El informe de la autopsia descubrió que murió de edema cerebral la mañana siguiente a su desaparición.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *